4. The Fallen Angels

Para ver más estudios bíblicos en español, haga clic aquí.

4. Los Ángeles Caídos

Nuestro estudio de hoy es sobre el tema de Los Ángeles Caídos. Hasta ahora, hemos aprendido sobre el mundo invisible que está más allá de los cinco sentidos. Entonces, hablamos de la victoria que fue ganada por el Señor Jesús para aquellos que creen, y la última vez, empezamos a exponer quién es nuestro enemigo. Miramos las cuatro categorías de seres malignos contra nosotros, pero es posible que la lista de Pablo en Efesios 6:12 no esté completa.  En 1 Pedro 5:8 se nos dice que debemos estar sobrios y vigilantes porque nuestro adversario, el diablo, camina alrededor como un león rugiente, buscando a quien devorar. Hoy nada ha cambiado. Su agenda sigue siendo la misma.

 

Jesús habló de la estrategia del enemigo cuando Él dijo, "El ladrón no viene sino a robar,  matar, y destruir; yo he venido para que tengan vida, y la tengan en abundancia" (Juan 10:10). Nuestro enfoque en este estudio es entender cómo el enemigo ha tratado de corromper a la humanidad y cómo Cristo ha proporcionado la restauración. ¡Independientemente de los planes del enemigo, sabemos cómo termina la historia! Sabemos que Cristo es victorioso. Puesto que todavía estamos aquí presentes en este mundo maligno, necesitamos estar vigilantes y conscientes. Hasta que Cristo venga de nuevo, estamos en una batalla. Tendremos dificultades para luchar contra un enemigo que no entendemos. Aún más importante, debemos ser conscientes de las armas que Dios nos ha dado para vencer el mal con el bien. Así como Satanás busca corromper, nuestro Dios continúa restaurando y creando. Esta guerra entre la Luz y la Oscuridad ha sido peleada desde el principio.

 

La Corrupción desde el Principio

 

Cuando Juan el Apóstol escribió que Satanás ha estado pecando desde el principio (1 Juan 3:8), ¿qué quiso decir con el "principio?"  En su libro titulado, La Depravación Total del Hombre, A.W. Pink escribe acerca de cuánto tiempo estuvieron Adán y Eva en el Huerto del Edén antes de la Caída del Hombre. Él tiene un punto de vista interesante con respecto a la versión de la Biblia en Inglés llamada, King James del Salmo 49:12, "Pero el hombre, estando en honra, no permanece;"

 

En el Salmo 49:12, la palabra hebrea para "hombre" es Adán - lo mismo que en Génesis 2 y 3 y Job 31:33, mientras que para "morada" significa "quedarse o pasar la noche." Manton lo interpretó como "El ser de Adán en honor no permanece por una noche." Y Thomas Watson, en su libro, Cuerpo de Divinidad, dijo, "Adán, entonces, parece, no tomó el alojamiento de una noche en el Paraíso." Cuarto, el diablo "fue homicida desde el principio" (Juan 8:44)—no desde el principio de los tiempos, porque no había hombre para matar durante los primeros cinco días, sino desde el comienzo de la historia humana. Por la mañana, el hombre era santo; ¡de noche era un pecador!

 

Satanás se apresuró a corromper a nuestro antepasado y a nuestra madre, incluso antes de que tuvieran una progenie concebida en pureza absoluta con la que también tendría que tratar. ¡La guerra había comenzado! Allí, en el Huerto del Edén, Dios pronunció el evangelio de antemano a Adán y Eva con estas palabras:

 

14 Dios el Señor dijo entonces a la serpiente: “Por causa de lo que has hecho, ¡maldita serás entre todos los animales, tanto domésticos como salvajes! Te arrastrarás sobre tu vientre, y comerás polvo todos los días de tu vida. 15 Pondré enemistad entre tú y la mujer, y entre tu simiente y la de ella; su simiente te aplastará la cabeza, pero tú le morderás el talón” (Génesis 3:14-15).

 

Apareciendo en la forma de una serpiente, Satanás, un ángel caído, tentó a Adán para que le obedeciera en vez de aferrarse a las instrucciones de Dios. Inmediatamente, la sentencia contra el enemigo fue pronunciada. Dios no permitirá que este dominio de Satanás sobre el Hombre continúe por la eternidad. Él habló de Aquel a quien Él enviaría para romper la servidumbre del hombre a Satanás. Dios habló de enemistad entre la simiente de la mujer (El Mesías) y los que son entregados para servir a Satanás: "La virgen concebirá, y dará a luz un hijo, y lo llamará Emanuel" (Isaías 7:14). Emanuel significa Dios con nosotros. Esta encarnación de Dios en la tierra es una de las razones por las que el Hijo eterno de Dios tuvo que convertirse en hombre, porque fue la descendencia de la mujer que aplastaría a Satanás. La Semilla de la mujer es el Señor Jesucristo. Aquellos que son nacidos de nuevo del Espíritu y llevados a la unidad con Cristo (Juan 17:21-23), estos son los que se habla de obtener la victoria sobre Satanás en el Libro del Apocalipsis. “Ellos lo han vencido por medio de la sangre del Cordero y por el mensaje del cual dieron testimonio; no valoraron tanto su vida como para evitar la muerte” (Apocalipsis 12:11). Aunque Satanás golpearía el talón de Cristo, hablando de lo que sucedería en la cruz, pero a través de la obra de Cristo, la cabeza de Satanás sería aplastada. Dios dijo que habría enemistad entre la semilla de la mujer del lado de Dios y una semilla de la serpiente del lado malo—esta guerra que se está luchando hasta el día de hoy.

 

Pregunta 1). ¿Por qué el enemigo corrompió en lugar de destruir desde el principio? ¿Es la corrupción diferente de la destrucción? ¿Qué quiere lograr Satanás?

 

Después de recibir esta sentencia, el enemigo comenzó a planear cómo impediría la llegada de la Simiente de la Mujer. Hay un límite a la autoridad que Satanás tiene. En el Huerto, el enemigo tenía que tener acceso obteniendo por un acuerdo con el primer Adán. Buscaba corromper el carácter interno de la humanidad. Él planeó contaminar a la raza humana y manchar a la especie humana de ser siempre un templo apto para que el Santo Hijo de Dios naciera de la carne. Después del primer ataque inicial de Satanás en el Huerto del Edén, sin saber cuándo iba a nacer el Hijo de Dios de una virgen, envió ángeles malvados para corromper la semilla de la mujer tratando de adelantarse al nacimiento de Cristo.

 

1 Aconteció que cuando los hombres comenzaron a multiplicarse sobre la faz de la tierra, les nacieron hijas. 2 Y viendo los hijos de Dios que las hijas de los hombres eran bellas, tomaron para sí mujeres, escogiendo entre todas. 3 Entonces el SEÑOR dijo: “No contenderá para siempre mi espíritu con el hombre, por cuanto él es carne, y su vida será de ciento veinte años”. 4 En aquellos días había gigantes en la tierra, y aun después, cuando se unieron los hijos de Dios con las hijas de los hombres y les nacieron hijos. Ellos eran los héroes que desde la antigüedad fueron hombres de renombre (Génesis 6:1-4).

 

El término hebreo traducido "hijos de Dios" es B'nai HaElohim, un término ampliamente utilizado en el Antiguo Testamento para los ángeles. Esta frase hebrea es lo que se usa en el libro de Job cuando el B'nai HaElohim, traducido como ángeles (NVI), o hijos de Dios (RV) se presentaron ante Dios con Satanás entre ellos acusando a Job de motivos equivocados en su justicia (Job 1:6-10, 2:1). Vale la pena recordar que Adán, como un ser creado, también fue llamado hijo de Dios (Lucas 3:38).

 

La Biblia Hebrea Interlineal nos da una traducción interesante. Donde la Reina Valera dice, "Los hijos de Dios vieron las hijas de los hombres que eran hermosas," la traducción de la Biblia Hebrea Interlineal lo dice de esta manera, "El [b'nai ha Elohim] vio las hijas de Adán, que eran extensiones aptas" (énfasis añadido). Es posible que Moisés (el escritor del Libro del Génesis), bajo la inspiración del Espíritu Santo, esté explicando que los seres angelicales caídos vieron que podían entrar en nuestro plano de existencia. Su ataque consistió en mezclar su material genético con estirpe humano puro para corromper a la raza humana con material genético híbrido, sabiendo que el Señor había dicho que:

 

“Pondré enemistad entre tú y la mujer, y entre tu simiente y la de ella; su simiente te aplastará la cabeza, pero tú le morderás el talón: (Génesis 3:15 NVI).

 

Quizás, estos angeles caídos malvados pensaron que, si podían corromper la composición genética del Homo sapiens, entonces el Mesías, la Semilla de la mujer, no podría nacer en el mundo. “ Por eso, al entrar en el mundo, Cristo dijo: A ti no te complacen sacrificios ni ofrendas; en su lugar, me preparaste un cuerpo” (Hebreos 10:5). Si Cristo no hubiera venido, la raza humana permanecería bajo la esclavitud oscura de Satanás.

 

El Libro apócrifo de Enoc también habla claramente de ángeles malignos que vienen y se manifiestan en la esfera de la tierra. Este libro no fue considerado como parte del canon de la Escritura, pero tanto el rabino y los primeros pastores cristianos, eruditos y maestros de alrededor de 200 a.C. a 200 d.C. lo acataron para estudiar las creencias aceptadas de la época. La Iglesia copta etíope sostiene el Libro de Enoc como parte de su canon oficial espiritual. Los padres de la iglesia de los siglos II y III, como Justino Mártir, Ireneo, Origen y Clemente de Alejandría, todos parecían haber aceptado a Enoc como auténtico. Tertuliano (160-230 D.C.) incluso llamó al Libro de Enoc, "Sagrada Escritura." Enoc da un nombre a los ángeles que descendieron a la tierra llamándolos "Vigilantes." Esto es lo que Enoc escribió:

 

Y yo Enoc estaba bendiciendo al Señor de majestad y al Rey de los siglos, ¡y he aquí! los Vigilantes me llamaron-Enoc el escriba-y me dijo: "Enoc, escriba de justicia, ve, declara a los Vigilantes del cielo que han dejado el cielo alto, el lugar santo eterno, y se han contaminado con mujeres, y han hecho como hacen los hijos de la tierra, y han tomado para sí esposas; Habéis hecho gran destrucción en la tierra: Y no tendréis paz ni perdón de pecado; y en cuanto se deleiten en sus hijos [los Nefilin], verán el asesinato de sus amados, y lamentarán la destrucción de sus hijos, Y orarán hasta la eternidad; mas misericordia y paz no alcanzaréis" (Enoc 12, 3-6).

 

El Libro de Daniel también tiene tres referencias a los "ángeles vigilantes" (Daniel 4:13, 17, 23 RVG). La Concordancia de Strong define a un observador como un "ángel guardián" (5894 de Strong). En dos de las ocasiones en que Daniel menciona a los observadores, tuvo cuidado de notar que era un "santo", sugiriendo que algunos ángeles observadores no son santos. La NVI lo traduce como mensajero. Enoc menciona que doscientos de estos poderosos ángeles partieron del "cielo alto" y usaron mujeres para extenderse en el plano de existencia de la humanidad.

 

¿Por qué Satanás y los Ángeles Malvados Caídos Querrían Corromper la Raza Humana?

 

En este punto, hay una pregunta que uno se ve obligado a preguntar: ¿por qué Satanás y una banda de ángeles con él partieron del cielo y se rebelaron contra Dios? ¿Es posible que no les gustaba que Dios les encomendara el trabajo de cuidar de la creación coronadora de Dios, el hombre? Satanás parecía muy consciente de la Escritura que él citó a Cristo en la tercera tentación en el desierto:

 

9El diablo lo llevó luego a Jerusalén e hizo que se pusiera de pie en la parte más alta del templo, y le dijo: —Si eres el Hijo de Dios, ¡tírate de aquí! 10 Pues escrito está: »“Ordenará que sus ángeles te cuiden. Te sostendrán en sus manos 11 para que no tropieces con piedra alguna”» (Lucas 4:9-11).

 

¿Fue esta promesa del Salmo 91:11 para la raza humana o sólo para el Mesías? Yo creo que es una promesa que los ángeles en el reino invisible vigilarán al pueblo de Dios, aquellos que han entrado en un pacto de sangre con Él. Ya hemos leído en el estudio anterior de las cinco declaraciones de Lucifer en Isaías 14:12-14, que a este ángel caído, Satanás, quizás no le gustó el hecho de que todos los ángeles fueran a servir a los herederos de la salvación.

 

¿No son todos los ángeles espíritus dedicados al servicio divino, enviados para ayudar a los que han de heredar la salvación? (Hebreos 1:14).

 

En lugar de servir a la humanidad, Satanás decidió que provocaría una rebelión y tentaría a Adán y Eva en el jardín del Edén y rebelarse contra Dios en lugar de obedecer a Dios. Satanás conocía el principio sobre el cual Pablo escribió en el libro de Romanos:

 

¿Acaso no saben ustedes que, cuando se entregan a alguien para obedecerlo, son esclavos de aquel a quien obedecen? Claro que lo son, ya sea del pecado que lleva a la muerte, o de la obediencia que lleva a la justicia (Romanos 6:16).

 

Es por eso que Satanás pudo decirle a Jesús cuando lo llevó a un monte alto y le mostró a Cristo todos los reinos del mundo: “Sobre estos reinos y todo su esplendor —le dijo—, te daré la autoridad, porque a mí me ha sido entregada, y puedo dársela a quien yo quiera” (Lucas 4:6).

 

Vale la pena señalar que Jesús no respondió a la demanda de Satanás de dominio sobre los reinos y con ella la gente de la tierra. Si Satanás hubiera estado incorrecto, ¿no crees que Jesús había respondido? En cambio, Jesús citó la Palabra de Dios, diciendo, “Escrito está: “Adora al Señor tu Dios y sírvele solamente a él” (Lucas 4:8).

 

El historiador judío del primer siglo D.C, Josefo Flavius, también representa esta opinión de muchos ángeles que dejan el cielo al mismo tiempo, probablemente al mismo tiempo que Satanás ganó maestría sobre la humanidad cuando Adán eligió ser obediente a Satanás. El historiador del primer siglo, Josefo escribe a los ángeles caídos de la siguiente manera:

 

Hicieron a Dios su enemigo; porque muchos ángeles de Dios iban acompañados de mujeres, y engendraban hijos injustos, y menospreciaban todo lo bueno, a causa de la confianza que tenían en sus propias fuerzas, porque la tradición es que estos hombres hicieron lo que se asemejaba a los actos de aquellos a quienes los griegos llaman gigantes.

 

Josefo también menciona a los antiguos amorreos bíblicos que vivían alrededor de Hebrón. "En Hebrón, todavía había entonces la raza de gigantes, que tenían cuerpos tan grandes, y rostros tan enteramente diferentes de otros hombres, que eran sorprendentes a la vista y terribles a la audiencia. Los huesos de estos hombres todavía se muestran hasta el día de hoy" (Josephus Ant. 5.2.3).

 

De vuelta a Génesis 6, el versículo 4 habla de los Nefilin estaban en la Tierra en esos días. La versión en Inglés, King James, tradujo Nefilin como gigantes. Los Nefilin eran los hijos nacidos de la relación impía entre los ángeles y las hijas de los seres humanos. La palabra Nefilin es de la palabra hebrea nefal, que significa "caer", por lo que significa, "los caídos." Cuando el Antiguo Testamento fue traducido al griego (La Traducción de los Setenta) en el siglo III antes de Cristo, la palabra hebrea Nefelin fue traducida al griego con la palabra Gigantes, que significa, "nacido en la tierra."

 

Pregunta 2). ¿Cuál fue la razón del Gran Diluvio del día de Noé? Si fue sólo por la maldad de su pecado, ¿qué nos hace mejores en nuestros días? ¿Por qué querría Dios borrar toda Su creación excepto por ocho individuos y un arca llena de animales?

 

¿Cuál fue el Efecto de la Incursión del Mal?

 

Note lo que la Biblia dice acerca del resultado de la mezcla de la semilla de los ángeles caídos con las hijas del Homo sapiens:

 

5El SEÑOR vio que la maldad del hombre era mucha en la tierra, y que toda tendencia de los pensamientos de su corazón era de continuo sólo al mal. 6 Entonces el SEÑOR lamentó haber hecho al hombre en la tierra, y le dolió en su corazón. 7 Y dijo el SEÑOR: “Arrasaré de la faz de la tierra los seres que he creado, desde el hombre hasta el ganado, los reptiles y las aves del cielo; porque lamento haberlos hecho”. 8 Pero Noé halló gracia ante los ojos del SEÑOR. 9 Esta es la historia de Noé: Noé era un hombre justo y cabal en su generación; Noé caminaba con Dios. 10 Noé engendró tres hijos: Sem, Cam y Jafet. 11 La tierra estaba corrompida delante de Dios; estaba llena de violencia. 12 Dios miró la tierra, y he aquí que estaba corrompida, porque toda carne había corrompido su camino sobre la tierra. 13 Entonces Dios dijo a Noé: “He decidido el final de toda carne, porque la tierra está llena de violencia por culpa de ellos. He aquí que los destruiré junto con la tierra (Génesis 6:5-13).

 

En el versículo 9, leemos que Noé era justo e intachable. Esta palabra traducida intachable es la palabra hebrea tamiym. Significa, "entero, integridad, verdad, sin mancha, completo, lleno, sinceramente, sano, sin tacha, recto, cabal, total.” Se utiliza para describir una falta de mancha física. El uso de esta palabra sugiere que Noé no tenía la misma diferencia genética que la mayoría de la población tenía en la Tierra. Noé no tenía cambios genéticos provocados por la invasión o incursión en la especie humana por los ángeles caídos. Este pasaje, creo, nos enseña que la razón del diluvio fue la protección de Dios de Su creación para preservar la genética pura. Los únicos que no estaban contaminados eran la familia de Noé.

 

Otros pasajes en las Escrituras describen este ataque de los ángeles caídos sobre la creación de Dios:

 

19 en el cual también [Jesús] fue y predicó a los espíritus encarcelados 20 que en otro tiempo fueron desobedientes, cuando en los días de Noé la paciencia de Dios esperaba mientras se construía el arca. En esta arca fueron salvadas a través del agua pocas personas; es decir, ocho (1 Pedro 3:19-20).

 

6 Y a los ángeles que no mantuvieron su posición de autoridad, sino que abandonaron su propia morada, los tiene perpetuamente encarcelados en oscuridad para el juicio del gran Día. 7 Así también Sodoma y Gomorra y las ciudades vecinas son puestas como escarmiento, al sufrir el castigo de un fuego eterno, por haber practicado, como aquellos, inmoralidad sexual y vicios contra la naturaleza (Judas 1:6-7, NVI).

 

Los escritores Chuck Missler y Mark Eastman escriben sobre la palabra traducida morada en la NVI o habitación en la RVA en los versículos anteriores del Libro de Judas:

 

"Es interesante que la palabra traducida "habitación" [Propia morada en la NVI), oiketerion, se refiere a los cuerpos celestes de los que se habían desnudado. Este término aparece sólo dos veces en el Nuevo Testamento, cada vez que se refiere al cuerpo como una morada para el espíritu (2 Corintios 5:2 es el otro lugar). El "darse a sí mismos a la fornicación y a ir en pos de la carne extraña" parece haber involucrado el dejar su "primer estado", es decir, el cuerpo con el que fueron inicialmente "vestidos."

 

La Escritura nos dice que los Nefilin (la progenie de la relación ilícita, también conocida como los caídos), estaban en la tierra en los días de Noé, pero también después del diluvio.

 

En aquellos días había gigantes en la tierra, y aun después (Genesis 6:4).

 

 

 

Pregunta 3). ¿Por qué crees que Moisés (el escritor del Libro del Génesis) añade la palabra "y también después?" ¿A qué podría referirse?

 

Es un pensamiento que, quizás, los dioses mitológicos griegos, tales como Titán, Hércules, Poseidón, Hermes, Europa, Zeus, etc., eran estos Nefilin que menciona la Escritura. Desde un punto de vista bíblico, tenemos muchos registros en las Escrituras de hombres de tamaño extraordinario. Por ejemplo, estaba la mención de Og, rey de Basán, el único que quedaba de los refaítas. Su cama estaba hecha de hierro y tres pies de largo y seis pies de ancho (Deuteronomio 3:11), seguramente lo que sugiere que no era de tamaño humano normal. Luego, está la mención del hombre de Gath “Y hubo otra batalla en Gat, donde había un hombre de gran estatura, el cual tenía seis dedos en cada mano y seis dedos en cada pie, veinticuatro en total. Él también era un descendiente de Harafa (2 Samuel 21:20). Por supuesto, también se menciona a Goliat, el filisteo gigante que David mató con una honda. La Escritura menciona que él también era de la ciudad de Gat y que su altura era de seis codos y un lapso (1 Samuel 17:4). Para calcular correctamente su tamaño, debemos evaluar lo que un codo y un lapso eran en el momento. En el tiempo del hijo de David, Salomón, el codo era 25.2 pulgadas, lo que pone a Goliat en 12' 9" pies de altura. La mayoría de los comentaristas bíblicos creen que Goliat pudo haber descendido de los Nefilin.

 

Cuando los hijos de Israel salieron de Egipto, Dios guió a esta nueva nación a la frontera de la tierra de Canaán, enviando espías para vigilar la tierra. Diez de los doce espías regresaron con un mal informe diciendo:

 

31 Pero los que habían ido con él respondieron: No podremos combatir contra esa gente. ¡Son más fuertes que nosotros! 32 Y comenzaron a esparcir entre los israelitas falsos rumores acerca de la tierra que habían explorado. Decían: La tierra que hemos explorado se traga a sus habitantes, y los hombres que allí vimos son enormes. 33 ¡Hasta vimos anaquitas! Comparados con ellos, parecíamos langostas, y así nos veían ellos a nosotros (Números 13:31-33 NVI).

 

Tal vez, la escritura anterior puede explicar por qué Dios instruyó a Josué y a los israelitas a que aniquilaran completamente a los habitantes de la tierra a la que estaban entrando.

 

Pregunta 4). ¿Qué estrategias puedes ver que Satanás emplea hoy para corromper a la raza humana, y cómo podemos evitar ser contaminados por el pecado?

 

¿Cómo evitar la corrupción en el mundo?

 

Satanás no ha renunciado a su estrategia de tratar de corromper al hombre. A través de la cruz de Cristo, hemos sido liberados de tener que servir al pecado y a Satanás. Cada uno de nosotros que nacemos de nuevo del Espíritu podemos elegir a quien obedeceremos, a Satanás o a Dios. Nuestro Maestro se mantuvo completamente libre de pecado para que pudiera ser un sacrificio perfecto y voluntario por el pecado. Cuando estuvo con los discípulos aquella noche en el Cenáculo, dijo: “Ya no hablaré más con ustedes, porque viene el príncipe de este mundo. Él no tiene ningún dominio sobre mí” (Juan 14:30). Satanás no tenía nada en Cristo, ninguna demanda contra Él. Nosotros también, habiendo recibido el perdón y el poder del Espíritu, debemos vivir nuestras vidas para que Satanás no tenga nada en nosotros. Si sabes quién eres en Cristo, puedes decir con confianza lo mismo. Él (nuestro enemigo) no tiene derecho sobre nosotros. Debemos vivir en este mundo presente y maligno como hijos totalmente justificados de la luz, que es lo que somos.

 

Puesto que hemos sido liberados y restaurados para vivir una vida nueva que se nos imparte en Cristo, ¿cómo vivimos como hijos de la luz? Satanás tiene muchos más medios en el siglo XXI para corromper a través de la tecnología. Hay tantas distracciones que se necesita un esfuerzo consciente para aferrarse a las disciplinas espirituales en nuestras vidas. Cuando usted es tentado o cuando usted experimenta dificultad, venga ante el trono de gracia de Dios. Debemos de acercarnos al trono de gracia para que nos ayude en tiempo de necesidad (Hebreos 4:16). El enemigo tratará de intimidarnos para que nos alejemos del frente de batalla. Sin embargo, no necesitamos depender de nuestros recursos en la lucha. No somos lo suficientemente inteligentes para resistir a nuestro enemigo sin ayuda divina.

 

Yo te aconsejaría estar diariamente en la Palabra de Dios. Si Jesús el Hijo de Dios solamente usó la Palabra de Dios en Su batalla de tentación en el desierto con Satanás, ¿cuánto más deberíamos nosotros? “¿Cómo puede el joven llevar una vida íntegra? Viviendo conforme a tu palabra (Salmos 119:9). La Palabra de Dios es como un espejo (Santiago 1:23). Cuando nos miramos en un espejo, vemos una representación precisa de nosotros mismos.

 

De la misma manera, cuando leemos y meditamos en las Escrituras, sabemos lo que Dios dice acerca de nosotros, quiénes éramos y quiénes somos ahora en Cristo. La Escritura dice que la Palabra de Dios es viva y tiene poder. La Palabra de Dios nos ayuda a experimentar el reino de Dios en nuestras propias vidas y a llevar el reino de Dios a otros. Cuando nos enfocamos en morar en Cristo a través de Su Palabra, evitamos las distracciones y esquemas del enemigo. Esta guerra espiritual es algo que está conscientemente ante nosotros a través de nuestras vidas.

 

Ten cuidado de lo que permites entrar en las puertas de tu espíritu. La puerta del ojo, el oído, y la puerta de la lengua: “Mientras esté ante gente malvada vigilaré mi conducta, me abstendré de pecar con la lengua, me pondré una mordaza en la boca (Salmo 39:1). El medio hermano del Señor Jesús dijo que un hombre es maduro en Cristo cuando él o ella puede controlar su lengua: “Si alguien se cree religioso, pero no le pone freno a su lengua, se engaña a sí mismo, y su religión no sirve para nada” (Santiago 1:26).

 

Tomamos decisiones todos los días que afectan nuestras mentes, ojos y oídos. También creamos con nuestras palabras. Cuándo permitimos que el Señor esté presente en nuestras vidas, nuestros pensamientos y acciones tienen un efecto directo sobre el fruto en nuestras vidas y en las de los demás.  En resumen, vencemos por lo siguiente:

 

  1. Nuestro enemigo, aunque es invisible, es un ser espiritual muy malo, pero nuestro Dios es más grande que todos y luchará por nosotros. No tenemos que depender de nuestra fuerza, porque Él nos ofrece Su poder en todo momento. Él intercambia nuestra vida por Su vida divina.
  2. Permanezcan en Cristo leyendo las Escrituras, tomando el control de sus pensamientos, y buscando vivir de acuerdo a lo que Él nos ha revelado en Su Palabra. Su Espíritu nos ayuda a hacer esto. Nuestra vida de pensamiento es el corazón de la batalla. La oración central de Jesús antes de ir al Padre era que seríamos uno. Permaneced en comunión con otros, el cuerpo de creyentes en Cristo.
  3. Cuando luchen, piensen en todo lo que Él ya ha hecho para preservarlos, liberarlos y protegerlos. ¡Ve audazmente ante Su trono de gracia porque nuestro Dios es por nosotros! Si Dios el Padre estaba preparado para entregar a Su propio Hijo por nosotros, sabemos que Él puede guardarnos. Si usted toma algo de este curso de enseñanza, entonces que sea el conocimiento de que Él es por nosotros. Romanos 8, versículos 38-39 nos dice:

 

Pues estoy convencido de que ni la muerte ni la vida, ni los ángeles ni los demonios, ni lo presente ni lo por venir, ni los poderes, ni lo alto ni lo profundo, ni cosa alguna en toda la creación podrá apartarnos del amor que Dios nos ha manifestado en Cristo Jesús nuestro Señor (Romanos 8:38-39).

 

Oración: Padre, gracias por tu amor sobrecogedor y vencedor, que no podemos comprender. Aceptamos tu amor y ayúdanos a vivir como hijos de la luz. Amén.

 

Keith Thomas

Correo Electrónico: keiththomas@groupbiblestudy.com

Pagina Web: https://www.groupbiblestudy.com/spanish